miércoles, 20 de mayo de 2009

Adul teri o
Desde la fría calle se veia la ventana de aquel café en el que en una mesa cercana se encontraban dos jóvenes mujeres de entre veinticinco y treinta años . Las mujeres mantenían una conversación muy cercana mientras bebían café. Una de las mujeres le rozaba con el pie la pierna a la otra mujer.
Podía observarse una pareja discutiendo disimuladamente .También podían observarse las disimuladas lagrimas de la mujer. Y el desinterés del hombre al decirle que ya no la amaba.
En otra mesa una mujer sola , comía un tostado de queso y bebía jugo de naranja
Y en una mesa paralela un hombre de unos sesenta años sacaba una pastilla de su bolsillo y la bebía con el agua .La mujer de la mesa apartada, solitaria con su juguito de naranja, parecía deshacerse en pena mientras miraba a aquel hombre mayor.
En aquel lejano café las historias se cruzaron



No hay comentarios:

Publicar un comentario